Articulos
12/07/2015
EL RELOJ BIOLÓGICO MANDA
 
 
Los Juegos Olímpicos del 2016 en Rio de Janeiro tendrán la novedad que en algunas competencias deportivas (natación, vóley y vóley de playa) los horarios de las finales serán a la madrugada por exigencias de la televisión de EEUU que tiene los derechos de transmisión mundial del evento. Diversos países ya protestaron por el menor rendimiento que tendrían sus atletas. Así, los nadadores no acostumbran a competir de noche, horario en que el organismo está produciendo los niveles más altos de melatonina, la hormona del sueño.

 La Federación Española de Medicina Deportiva afirma que “a a partir de las 9 o 10 de la noche no es muy recomendable hacer ejercicio de alta intensidad, porque afecta al ritmo del sueño y retrasar la necesidad de dormir. Esto hace que al otro día se esté más cansado y fatigado". En cambio, entre las 6 de la mañana y el mediodía es cuando hay mayor nivel de cortisol y testosterona, hormonas con acción activadora y fortalecedora de la coordinación muscular.

Esto sirve para señalar la importancia del “reloj biológico”, una región cerebral bilateral del tamaño de un grano de arroz cuya tarea es coordinar las funciones físicas, psicológicas, conductuales y sociales del ser humano durante las 24 horas del día. Entre otras cosas regula la presión arterial, la temperatura, el estado de ánimo, el nivel de actividad, la producción de hormonas, el grado de alerta e indica liberar melatonina para dormir en la noche. Es el director de orquesta del sistema nervioso, endocrino e inmunológico, existe en todos los seres vivos y está programado genéticamente, motivo por el cual hay animales diurnos (como los humanos) o nocturnos (murciélagos).

C. Aschwanden brinda algunos consejos prácticos para aprovechar nuestro reloj biológico. Por ejemplo, conviene ir al dentista por la tarde ya que la anestesia hace mayor efecto. Quien toma una aspirineta diaria, es mejor que lo haga al final del día ya que en ese horario no solo baja el riesgo de irritación gástrica sino también el de sufrir un ataque cardíaco cuya frecuencia es tres veces mayor entre las 6 de la mañana y el mediodía. Como la presión arterial es más alta a la mañana que a la noche, los hipertensos deberían registrarla en ambos horarios para no confundir al médico respecto a la medicación a tomar. Quien hace dieta, conviene que se pese los viernes por la mañana donde el peso suele ser más bajo y lo puede ayudar de manera positiva para sostener la dieta el fin de semana. También quien hace dieta y no baja de peso se beneficia si cena una o dos horas antes de lo habitual. Aquel que requiere remedios para la alergia o el asma es mejor que tome la medicación al acostarse porque las vías respiratorias se contraen e inflaman más entre las 2 y las 5 de la madrugada. Los que viajan hacia el este se benefician si tiene luz solar al salir del aeropuerto, mientras que si viajan hacia el oeste es mejor que lleguen a destino al anochecer. Solo son ejemplos aunque habría muchos otros para mencionar.

Notas Relacionadas con Articulos