Articulos
10/07/2011
No Confundir Tristeza con Depresión
 
 
Muchas veces se usan términos como “estoy depre o deprimido”, “toqué fondo”, “me duele el alma”, “me agarro la tristeza”, utilizando tristeza y depresión como sinónimos cuando son dos conceptos muy diferentes.


No es raro que las personas no puedan diferenciar bien si están tristes o deprimidas, confusión entendible porque ambos estados se asemejan, pero que tienen diferencias muy precisas para un especialista.
La tristeza es un sentimiento normal, si bien muchos individuos la consideran una emoción negativa que se debe evitar a toda costa. En especial, porque la viven como una suerte de debilidad personal que hace que se sientan mal de sentirse mal. La tristeza es parte de la vida normal y no se la puede evitar. Es un decaimiento del estado de ánimo, un sentimiento de vacío, que se caracteriza por: 1) ser consecuencia de una perdida de cualquier tipo, 2) el individuo es consciente de la causa que la produce, 3) por lo general es pasajera, a menos que por la forma de ser o de pensar, “uno se de cuerda”, 4) la persona, con esfuerzo, puede seguir funcionando adecuadamente y 5) se termina cuando la persona acepta su situación y logra modificar su actitud vital. Pasado cierto tiempo y superada la circunstancia que la provocó, la tristeza desaparece. Ese tiempo nunca es demasiado largo y pese a que “no tengo ganas de nada“, se sigue enfrentando la vida cotidiana.
La depresión, por el contario, es una enfermedad, puede durar mucho tiempo, no siempre tiene una causa externa identificable -ya que inciden factores químicos, hormonales, hereditarios o de personalidad- y requiere, para su solución, de medicamentos y el complemento de una psicoterapia.
Básicamente, la depresión se caracteriza por un notorio estado de falta de deseo y de motivaciones, que involucra todos los órdenes de la vida. Existe una marcada pérdida de interés, de sentir placer, tendencia a aislarse, sensación de fracaso, de incapacidad, falta de energía, tristeza, culpa y desesperanza.
Para intentar diferenciar la tristeza de la depresión, un grupo de investigadores conformaron una lista de 6 síntomas que cuando se manifiestan de manera conjunta pueden poner en evidencia que se está en presencia de una depresión:
1) Humor depresivo (sentimiento de tristeza).
2) Falta de interés (incluso en actividades que antes disfrutaba).
3) Sentimientos de inutilidad, de falta de valor, creencia de que se ha hecho todo mal, se magnifican los errores y se adjudica la culpa a sí mismo de todo lo negativo que sucede en la vida.
4) Falta de concentración y de memoria.
5) Pensamientos de muerte.
6) Trastornos del sueño, despertar con angustia y falta de apetito.
Mientras que la depresión está vinculada a diversos factores hormonales, químicos o genéticos, la tristeza, por el contario, es una reacción psicológica ante toda pérdida que resulte significativa para la persona.
En consecuencia, los tratamientos son muy diferentes en un caso o en otro: mientras que la tristeza requiere de la psicoterapia, la depresión requiere de medicamentos y psicoterapia. Confundir el diagnóstico y el adecuado tratamiento puede implicar consecuencias negativas de importancia.
……………………………………..
E. Norberto Abdala, para VIVA del 10 de julio de 2011.
 

Notas Relacionadas con Articulos