Articulos
23/12/2012
Vigencia del Psicoanálisis
 
 
Resulta frecuente leer o escuchar que el psicoanálisis, obra original y magna de S. Freud, se encuentra ya obsoleto y desactualizado. Quizás sea necesario puntualizar algunas ideas que explican porque sigue todavía vigente y que no está pasado de moda.

Una de ellas, evidente, es que el psicoanálisis no solo se renovó y se renueva, tanto durante el siglo pasado como en el actual, con el aporte de otros pensadores, sino también, que se halla sólidamente inserto en la sociedad y en diversos aspectos de la cultura. En tal sentido, el cine, la pintura, la música o la literatura, son muestras de los testimonios profundos de alcanza su presencia.
Un ejemplo de la vigencia de cómo el psicoanálisis está inserto en la sociedad es, precisamente, que forma parte del lenguaje cotidiano. En la actualidad, nadie elude ni desconoce los conceptos de inconsciente, complejo, sexualidad, influencia de la infancia en la vida adulta, Edipo, interpretación de los sueños, etc. Ya sea porque se lo crea o se lo rechace, se lo acuse de pasado de moda o se adhiera con fervor, el psicoanálisis por algo mantiene todavía su impronta en el lenguaje cotidiano. Lo cual es similar a confirmar su plena vigencia.
El ser humano es complejo. No solo porque es el único ser racional sino, además, porque tiene la capacidad de negarse a sí mismo, de mentirse, de engañarse, de falsificarse o de maquillarse ante sí y ante terceros. Y esta es una de las virtudes incuestionables del psicoanálisis: que precisa, cuestiona y deja al descubierto el oculto concepto de la subjetividad.
Otro mérito, no menor, es su descripción y su capacidad de demostrar que la sociedad es, en realidad, una suerte de inmenso hospital. Tal como afirmaba M. Foucault, lo anormal explica lo normal pero no a la inversa, ya que la diferencia entre la salud y la enfermedad resulta a veces muy cercana. Como ejemplo, los mecanismos de soñar y de alucinar son procesos muy parecidos entre ellos.
El psicoanálisis es un método terapéutico que requiere de esfuerzo y de tiempo y esta es una de sus mayores críticas, en especial en los tiempos que corren donde se busca no lo que resulte más eficaz sino lo que sea más rápido. En tal sentido, muchas veces la expectativa de quien consulta aquejado por síntomas intolerables es la búsqueda y la espera de tratamientos que ofrezcan una suerte de salida inmediata y cuasi mágica de los males que lo aquejan. Conviene subrayar que todo tratamiento rápido, aunque muchas veces imprescindible, no siempre es perdurable, como con frecuencia lo ofrecen otras técnicas terapéuticas existentes.
Pero quizás lo más significativo es que los últimos avances de la neurociencia confirman el postulado fundacional del psicoanálisis, como es la importancia del inconsciente. En tal sentido, los avances neurocientíficos han dejado en muy en claro que las emociones, vivencias y conductas tienen básicamente un poderoso origen en el inconsciente y no tanto en los procesos conscientes.
………………………………
E. Norberto Abdala, para VIVA del 23/12/12.

 

 

Notas Relacionadas con Articulos