Articulos
20/12/2012
Criterios Equivocados Sobre El Suicidio
 
 
A pesar de ser Navidad y Año Nuevo para muchos, motivos de festejos, para otros, lamentablemente, es una época de angustia y depresión. Y el suicidio, la acción de quitarse la vida de manera voluntaria y premeditada, es muy frecuente.

A pesar de ser Navidad y Año Nuevo para muchos, motivos de festejos, para otros, lamentablemente, es una época de angustia y depresión. Y el suicidio, la acción de quitarse la vida de manera voluntaria y premeditada, es muy frecuente.
Existen criterios erróneos y riesgosos sobre el suicidio, y se pueden señalar como los más significativos:
1) “El que se quiere matar no lo dice”: De cada 10 personas que se suicidan, 9 de ellas manifestaron previa y claramente sus propósitos y 1 dejó entrever su intención.
2)”Quien lo dice no lo hace”: Por lo general, todo potencial suicida expresa con palabras, amenazas, gestos o cambios de conducta lo que piensa hacer. Y lo hace.
3) “Los que intentan suicidarse no desean morir, sólo llamar la atención”: Aunque no todos los que intentan el suicidio desean morir en realidad, son personas que no ven otra salida alternativa, salvo quitarse la vida.
4) “Si de verdad se hubiera querido matar, lo hubiera hecho”: Si bien es cierto que todo suicida es ambivalente (tiene deseos de morir y de vivir) eso no implica que no haya riesgos.
5) “El que se repone de un intento de suicidio no corre peligro de repetirlo”: Casi la mitad de los que lo intentaron y se salvaron, lo repiten con éxito durante los tres meses posteriores.
6) “Todo el que intenta el suicidio estará en ese peligro toda la vida”: Entre el 1% y el 2 % de los que intentan suicidarse lo logran durante el primer año del intento y entre un 10 a 20 % lo consumarán durante su vida. Otros, superan ese riesgo.

7) “Todo suicida es un depresivo”: Aunque toda persona deprimida tiene posibilidades de realizar un intento de suicidio o un suicidio, puede padecer otros trastornos no depresivos (esquizofrenia, alcoholismo, trastornos del personalidad, etc.).

8) “Todo el que se suicida es un enfermo mental”: Aunque los enfermos mentales se suicidan con mayor frecuencia que la población general, no todos los suicidas necesariamente lo son, sino que son personas que sufre de una manera insoportable.

9) “El suicidio es hereditario”: No está demostrado que el suicidio se herede, aunque sí se puede heredar la predisposición a padecer un determinado trastorno, donde el suicidio sea un síntoma capital, por ejemplo, los trastornos anímicos y las esquizofrenias.

10) “El suicidio no se puede prevenir ya que ocurre por impulso”: Toda persona antes de suicidarse, en general, lo ha pensado y planificado con anticipación.

11) “Conviene no hablar sobre el suicidio porque puede incitar a que lo realice”: Hablar sobre el tema con una persona en riesgo en vez de incitar, provocar o introducir en su mente esa idea, reduce el peligro de cometerlo y puede ser la única posibilidad de ayuda para que reconsidere sus propósitos.

12) “Sólo los psiquiatras pueden prevenir el suicidio”: Si bien los psiquiatras son expertos en su detección y su manejo (aunque no siempre infalibles), no son los únicos que pueden prevenirlo. Todo interesado en auxiliar a un potencial suicida puede ser un valioso colaborador para su ayuda y salvación.
………………………………………………………
E. Norberto Abdala, para VIVA del 24-12-12.

 

Notas Relacionadas con Articulos