Articulos
09/06/2012
Alexitimia
 
 
Se estima que el 8% de los hombres y el 1,8 % de las mujeres son incapaces de identificar y de expresar sus emociones, es decir, son alexitímicos (alexitimia significa a=falta, lexis=palabra, timia=afecto).

Se estima que el 8% de los hombres y el 1,8 % de las mujeres son incapaces de identificar y de expresar sus emociones, es decir, son alexitímicos (alexitimia significa a=falta, lexis=palabra, timia=afecto). Por lo tanto, tienen problemas para diferenciar una emoción de otra, incapacidad no sólo respecto a sus propios sentimientos, sino también para identificar las emociones en otras personas.
Cuando se le pregunta a un alexitímico que siente, le resulta difícil hacerlo y describir todo lo que se refiere a su mundo subjetivo y a sus afectos.
Ya que todas las emociones suelen ir acompañadas de síntomas corporales (sudoración, taquicardia, inquietud, etc.) es común, que frente a una emoción intensa, describa simplemente un malestar corporal de manera imprecisa. El individuo sufre y pero al no poder expresar esa vivencia en palabras, por lo tanto, lo hace de una manera somática.
Suele tener un pensamiento concreto, un hablar monótono, parco y sin introducir matices afectivos en el tono de voz. Su gesticulación es escasa, con un aspecto inexpresivo o indiferente y con tendencia a establecer relaciones de dependencia o aislamiento.
Al hablar, apenas si existen referencias abstractas y simbólicas, sino que más bien se limita solamente a describir detalles concretos, sin tonalidad afectiva. Tiene una orientación de tipo práctica y un escaso contacto con su realidad psíquica, reaccionando con  impulsividad como expresión de sus conflictos, por su tendencia a no elaborarlos previamente.
En resumen, son personas con una pobre conciencia emocional, con dificultad para expresar verbalmente los sentimientos, escasa vida imaginativa y un pensamiento concreto centrado en detalles externos. La característica más importante es la incapacidad para expresar las vivencias internas en palabras, ensueños y fantasías, por lo cual tienden a desarrollar enfermedades psicosomáticas (hipertensión, trastornos de piel, espasmos bronquiales, gastritis, etc.) o diversos dolores físicos (cefaleas, dolores musculares, etc.) donde no se encuentran claras causas orgánicas que las producen.
Se considera que la alexitimia puede ser una reacción a  traumas emocionales de la infancia, donde inconscientemente se suprimen las emociones como un mecanismo de defensa para intentar olvidar el trauma. Se desarrolla así una disposición personal que lo acompaña toda su vida, como un rasgo de personalidad.
 Esas experiencias emocionales tempranas influyen en el desarrollo cerebral, produciendo la lateralización del hemisferio izquierdo y que las normales conexiones entre el sistema límbico (sede de las emociones) y la corteza cerebral (sede del pensamiento) se desarrollen pobremente. En la actualidad, las investigaciones neurocientíficas han demostrado la importancia que tienen los primitivos vínculos afectivos con el desarrollo del sistema nervioso y su adecuado funcionamiento en el adulto. Un vacío emocional en los primeros años de vida, puede invalidar emocionalmente a una persona, a menos que reciba el tratamiento adecuado.

 

 

Notas Relacionadas con Articulos